El pez cebra: una herramienta multifacética para la investigación

Los peces cebras se destacan como un modelo efectivo de alto rendimiento para reducir la brecha entre las células y mamíferos. Hay muchas ventajas en el uso de este modelo en el screening de nuevos compuestos, como por ejemplo:

  • Testar un mayor número de compuestos en un menor tiempo
  • Tiempos más cortos en la obtención de resultados
  • Mayor información que el screening in vitro al tratarse de un organismo en vez de en una célula aislada

El pez cebra es un animal muy utilizado en investigaciones científicas principalmente por su homología genética con el ser humano (compartimos con estos peces más de un 75% del genoma). Este alto grado de homología entre los genotipos del pez cebra y del humano permite el estudio, en detalle de algunas enfermedades tales como cáncer, infecciones bacterianas, cardiopatía, alzheimer, distrofia muscular, entre otras.

El pez cebra se ha convertido en el organismo modelo idóneo para la experimentación en las principales áreas de investigación científica, compartiendo importancia con el ratón como especie modelo de vertebrados. El costo de mantener el pez cebra es entre 10 y 100 veces menor que el de mantener ratones de laboratorio.

El mayor ahorro, desde el punto de vista biomédico, es la cantidad de compuesto químico. Como varias larvas pueden vivir en un volumen de líquido del tamaño de una gota de agua, sólo necesitan cantidades mínimas de los compuestos por ensayo (µg-mg vs g en ratones). Una ventaja única para identificar in vivo compuestos dotados de actividad biológica en fases tempranas de desarrollo.

Al poseer una alta homolgía genética con el ser humano y su elevada correlación con modelos mamíferos como los ratones (> 98%), hacen que el pez cebra permita evaluar los procesos ADME-Tox (absorción, distribución, metabolismo y excreción) sobre un sistema in vivo y correlacionarlos con los mismos procesos biológicos en el ser humano.

Acorde al cumplimiento del principio de las 3R’s se están aumentando las restricciones en el uso de animales para ensayos de experimentación. Estas nuevas normativas no excluyen el uso de pez cebra al no ser considerado modelo animal superior en estos fines, siempre que los ensayos se realicen con embriones de menos de 5 días.

De esta manera el uso del pez cebra en experimentación contribuye al cumplimiento del principio de las 3R’s (Reemplazo, Reducción, Refinamiento) convirtiéndose en una de las alternativas de mayor aplicación.

Para más información visite

ZFIN: The Zebrafish Model Organism Database
Zebrafish International Resource Center